“Algo huele a podrido en Dinamarca”

Imagen sacada de "Las prebendas automovilísticas de los políticos españoles"

Así comienza esa magistral obra de la literatura, Hamlet. Y es que muchos tenemos la sensación de vivir inmersos en dicha tragedia en la que no faltan ningún elemento: la tediosa verbosidad de los políticos, intrigas, confabulaciones, revueltas… Se acumulan  fortunas y no parece haber ya límites para el lujo desplegado de grandes señores.

Abundan los blogs con dicho tema, la prensa comienza a hacerse eco de los desmanes, pero junto a todo ello, Gobierno y Oposición continúan con su discurso vacío y superficial, lleno de requilorios y reconcomios, de insidias; pero pasan por alto temas en los que tendrían que entrar de lleno, ningún político habla de la Ciudad de la Justicia, de lo que se ha gastado en la vacuna de la gripe A, o cuando se ha hablado de exponer el patrimonio de los políticos ninguno exige a los del otro lado que lo hagan. En éste momento y a riesgo de generalizar diría que los ciudadanos  nos dividimos en los que leen las noticias con avidez, pero las críticas, y los que angustiados preferimos dedicar el tiempo libre a otra cosa. Total que el discurso de los citados políticos no lo escucha nadie, han perdido toda credibilidad.

Como muestra de lo anterior copio el blog que describe lo que es una indecencia

Ha dicho la Vicepresidenta del gobierno que es indecente que mientras

la inflación es -1%, y tengamos más de 4.000.000 de parados, haya gente

que no esté de acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años.

 Nos gustaría transmitirle a esta “Sra. Vicepresidenta” y a todos los
 políticos, lo que consideramos indecente :

 INDECENTE, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y
el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a 6.500 €/mes.

 INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad
o un cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de
 festejos de un ayuntamiento de tercera.

 INDECENTE, es que los políticos se suban sus retribuciones en el
 porcentaje que les apetezca (siempre por unanimidad, por supuesto, y al
 inicio de la legislatura).

 INDECENTE, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir
 una jubilación y a los diputados les baste _sólo con siete_, y que los
miembros del gobierno, para cobrar la pensión máxima, _sólo necesiten
jurar el cargo_.

 INDECENTE, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de
 este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.

 INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase
 amigotes con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)

 INDECENTE, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos,
aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

 INDECENTE, es que a un político no se le exija superar una mínima
prueba de capacidad para ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)

 INDECENTE, es el coste que representa para los ciudadanos sus comidas,
coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas
 de crédito por doquier.

 INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no
 se lo bajen.

 INDECENTE, es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año. 

 INDECENTE, es que ministros, secretarios de estado y altos cargos
 de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país
 que pueden legalmente percibir _dos salarios _del ERARIO PÚBLICO.

 Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos.  

 ÉSTA  ES UNA CADENA QUE NO DEBERÍAS ROMPER, PORQUE SÓLO NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO.  

 Y PORQUE SI NO PONEMOS REMEDIO TENEMOS ASEGURADOS MUCHOS AÑOS DE MALA SUERTE PARA NOSOTROS Y NUESTOS HIJOS.

Anuncios

Acerca de María Pilar Tortosa del Carpio

Nací en el Mediterráneo por lo que añoro su luz y su olor. Abogada por vocación, con el ejemplo y el buen hacer de mi padre. Procuro cultivar: la familia, porque es lo único que no falla en los malos momentos, el sentido del humor sobre todo en esos malos momentos, los buenos amigos y compañeros, los viajes… Espero compartir ideas, vivencias, lugares…
Esta entrada fue publicada en España, políticos, sociologia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a “Algo huele a podrido en Dinamarca”

  1. amigo dijo:

    LA VERDAD SOBRE AENA Y LOS CONTROLADORES

    lawebdelpiloto.com/2010/02/la-verdad-de-aena.html

  2. María Pilar Tortosa del Carpio dijo:

    Gracias Amigo! Añado la dirección correcta.

    http://www.lawebdelpiloto.com/2010/02/la-verdad-de-aena.html

  3. Pingback: Los números de 2010 « Pilco's Weblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s