Real Monasterio de las Descalzas Reales.

Si usted ha soñado con transportarse en el tiempo debería visitar el Monasterio de las Descalzas Reales en Madrid. Es la sensación que tuve al atravesar el pórtico, me sentí inmersa en el S. XVI.

Fundado por doña Juana de Austria, mujer culta e inteligente que supo llevar a cabo su regencia con acierto, cuando a petición de su padre la asume, porque el Rey, Carlos I, se retira a Yuste.  Doña Juana había quedado viuda prematuramente y dejado un hijo de tres años en Portugal al que nunca más vería, aunque sí mantuvo una abundante correspondencia con dicho hijo que más tarde reinaría en Portugal como Sebastián I.

 Me dije que si se conserva tal cual, se debe a ser un lugar conventual y por ello, se ha librado de los avatares de la moda o caprichos de los señores. Hoy lo habitan veinte monjas de clausura que viven conforme a la regla de San Francisco.

La escalera decorada con frescos,  tal vez sea lo que más me impresionó, por su antigüedad,  y porque nunca había visto nada igual. De ahí pasamos al claustro a un lado las ventanas que asoman a un patio donde los naranjos muestran sus frutos, y al otro las capillas. La primera la ocupa un Cristo yacente de Gaspar Becerra S. XVI que aloja una custodia en su costado derecho,  por privilegio contiene la Eucaristía el día de Viernes santo. Otro de los tesoros que podremos contemplar en nuestra visita es la colección de tapices de Rubens, en los que se exalta la Eucaristía y el triunfo de la Iglesia. Pero además el Monasterio nos sorprenderá con su pintura flamenca, española e italiana entre la que se encuentra un posible Tiziano, aunque sobre este particular, los doctos no se ponen de acuerdo. Imágenes de Pedro de Mena que asombran por su sensibilidad.  Diría que tres temas presiden la vida del Monasterio: la Eucaristía,  la Virgen, y los Arcángeles. Me dejo muchas cosas por reseñar, pero me parece que no es bueno al visitante descubrirle todo lo que va a encontrar, porque romperíamos el misterio.

 

Anuncios

Acerca de María Pilar Tortosa del Carpio

Nací en el Mediterráneo por lo que añoro su luz y su olor. Abogada por vocación, con el ejemplo y el buen hacer de mi padre. Procuro cultivar: la familia, porque es lo único que no falla en los malos momentos, el sentido del humor sobre todo en esos malos momentos, los buenos amigos y compañeros, los viajes… Espero compartir ideas, vivencias, lugares…
Esta entrada fue publicada en España, Madrid, Real Monasterio de las Descalzas Reales y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Real Monasterio de las Descalzas Reales.

  1. juan dijo:

    Crónica reconfortante que invita a seguirte en futuras singladuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s