EL REGRESO

Llevo unos pocos días en Madrid, y ayer tarde la ciudad parecía recobrar su ritmo, tal vez por el partido de fútbol Madrid- Barcelona. Las terrazas se llenaban, el tráfico bullía, y el Bernabéu tronaba con los goles de su equipo. ¡En fin! que tras la pausa veraniega, la ciudad vuelve a su normalidad y los madrileños también.

  Esta vez me ha dado más pereza que en otras ocasiones el regreso, aunque quiero pensar que es un punto  y seguido. Pero no podemos engañarnos, hay cosas que una vez sumergidos en la vorágine de la vida diaria se hace imposible continuar con ellas: más tiempo para dedicar a nuestros seres queridos, los largos paseos, leer los periódicos sin límite de tiempo, y las labores. Esto último lo he recuperado hace unos dos años, después me enteré que está de plena actualidad, y me compré la novela “El club de los viernes”. Ya habrán adivinado que mi tiempo de labor lo dedico a hacer punto. Ya tengo en mi haber dos chaquetitas y un jersey de lo que me siento muy orgullosa. He descubierto que es una terapia magnifica contra el estrés,  e incluso pienso que si dedicáramos más tiempo a las labores habría menos enfermedades neurológicas. Me parece que  hace unos años cuando nuestras abuelas dedicaban su tiempo al ganchillo, coser o al punto de media su cerebro se beneficiaba.

Tejer en Central Park en Nueva York

 Los movimientos feministas han proclamado que dedicar tiempo a las labores supone una alienación para la mujer, lo que provocó la casi desaparición de esta afición, pero como todo aquello que merece la pena resurge, y el paso del tiempo coloca a cada cual en su lugar. A día de hoy se puede contemplar a mujeres tejiendo en el Metro y parques de Nueva York. Tuve que hacer una larga espera en un aeropuerto que se me hizo corta gracias a mi labor.

Vestido de Mimalo

  Internet que es donde se fraguan en este momento las revoluciones se llena de iniciativas: reseño la de mimalo, para aquellas madres que deseen confeccionar la ropa de sus niños. Remiten un mimaloKit con todo lo necesario, así como las explicaciones. Quien no se atreva, o no tenga tiempo puede comprar los vestidos terminados, ¡con un precio increíble! Si se considera que las telas son de excelente calidad, los vestidos tienen su enagua, y a los cincuenta primeros mimalokit*  les hacen un regalito.

Anuncios

Acerca de María Pilar Tortosa del Carpio

Nací en el Mediterráneo por lo que añoro su luz y su olor. Abogada por vocación, con el ejemplo y el buen hacer de mi padre. Procuro cultivar: la familia, porque es lo único que no falla en los malos momentos, el sentido del humor sobre todo en esos malos momentos, los buenos amigos y compañeros, los viajes… Espero compartir ideas, vivencias, lugares…
Esta entrada fue publicada en Madrid, moda, regreso de vacaciones, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s