Ferragosto

Con la maleta hecha para volver, voy a resumir lo que ha sido mi mes de vacaciones: Inicié con la websorpresa de ver desaparecida en combate mi página web. Me puse al habla con  movistar, y tras hablar con robots sin cuento, innumerables telefonistas, técnicos sin respuesta, me informaron que tenía que haber recibido un correo en el que se me decía que debía migrar, y que se me daría un usuario y contraseña. Dicho mail a pesar de mis insistentes llamadas,  incidencia técnica interpuesta, ni apareció, ni se me reenvió. Otra de las cosas que me sorprendió fue que no se puede dar el alta en la antigua telefónica de más de una avería, porque te salta el robot que te avisa que ya tienen tu incidencia técnica y se encuentran trabajando en ella, y escuchas el fatídico pipipi… Antes de cortarse la comunicación.  Entonces te dices -que no me va el desvío de llamada tampoco- algo necesario para los que nos dedicamos a esta profesión, porque nos pueden notificar algún  escrito y necesitamos desviar el fax al ordenador. Como te ha indicado la amable máquina que también puedes  remitir tus incidencias por sms, me apresuré a escribir: “tengo dos incidencias técnicas y quiero hablar con alguien”. Tiruriro riro ri, sms que llega de inmediato: “indique su fijo”. Así lo hago, y salta el sms primero, por lo que descubres que estas hablando con otro robot.  A partir de ahí, realicé un cambio de dominio, y como no hay mal que por bien no venga, he aprovechado para actualizar mi web, les dejo el enlace y ya me dirán que les parece.

hacker  Ya se sabe que en agosto los amigos de lo ajeno hacen el idem. Un antiguo cliente me llamó, para   consultarme lo siguiente: había puesto a la venta en un portal inmobiliario una propiedad. De    inmediato se puso en contacto con él, una persona interesada, tras cruzar varios correos en los que todo era normal, el supuesto comprador le ofreció una importante cantidad a cambio de ingresarle en su cuenta otra cantidad que multiplicaba por cinco lo ofrecido. Como mi cliente es un hombre prudente y sabio, adivinó que algo turbio se escondía detrás, por ello remitió los correos intercambiados a la Guardia Civil dedicada a delitos informáticos.  Indiqué a mi cliente que había hecho lo correcto, y que habían intentado que sucumbiera al phishing, este delito, cuyo nombre proviene de la palabra inglesa “fishing” (pesca), hace alusión al intento de hacer que los usuarios “muerdan el anzuelo”, se comete mediante el uso de un tipo de engaño caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria). El delincuente, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantáneo incluso utilizando también llamadas telefónica.
palma Una vez más, elegí Palma de Mallorca para pasar los últimos diez días de mis vacaciones. Me parece una isla  de ensueño, llena de rincones entrañables tanto en la costa como en el interior, transmite esa “calma” que  todos necesitamos, cuando contemplamos las bellezas naturales. Muchos somos los que pensamos así,  porque estaba llena hasta los topes, y es que cuando has contemplado una puesta de sol en sus playas,  has recorrido sus calles, descubierto sus patios, visitado la Catedral o has nadado en sus calas, mi  preferida Estellencs, ¡no puedes olvidar! ¡Una lástima! Que doña Letizia prefiera otras costas, me atrevo a  decir que imperdonable, en éste momento, cuando la crisis gravita sobre nuestras cabezas.

Mi vuelta con la  compañía Rayanair ha sido más tranquila que la ida, porque confieso que nos quedamos mudos de espanto, cuando una de las personas de la tripulación que nos hacía la demostración para caso de accidente, al colocarse el chaleco se rompió y quedó inservible. Me pregunto, si dicho material debe reunir unos mínimos de calidad, porque se supone que ha de ser utilizado en circunstancias extremas.

Anuncios

Acerca de María Pilar Tortosa del Carpio

Nací en el Mediterráneo por lo que añoro su luz y su olor. Abogada por vocación, con el ejemplo y el buen hacer de mi padre. Procuro cultivar: la familia, porque es lo único que no falla en los malos momentos, el sentido del humor sobre todo en esos malos momentos, los buenos amigos y compañeros, los viajes… Espero compartir ideas, vivencias, lugares…
Esta entrada fue publicada en bloggers, España, Mallorca, vacaciones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s