Más vale un mal acuerdo que un buen pleito

pringaoNo sé si es por efecto de la crisis, pero cada vez es más difícil alcanzar acuerdos extrajudiciales. De un lado te encuentras con clientes que parecen abducidos, pretenden hacer un negocio redondo, ¡vamos que ni el gordo de Navidad! Es decir, ¡todo ganancia! No están dispuestos a llevarse en el asunto su cuota, sino la parte del león y la de la fauna al completo. Este cliente piensa que los abogados somos magos capaces de conseguirles todo el pastel.

Como diría mi compañero, Raúl G. Gámez, falta cultura legal. Me parece que en el bachillerato, sería necesaria una asignatura sobre  conocimientos prácticos jurídicos. Se ha dicho que sin unos conocimientos mínimos de Física no se puede vivir. Me atrevería a afirmar que sin unos conocimientos jurídicos tampoco. En su post Raúl pide prudencia. En mi modesta opinión, el atrevimiento proviene del desconocimiento, hemos estudiado química en nuestra juventud, pero a ninguno se nos ocurriría fabricarnos nuestros medicamentos. El Derecho es una ciencia compleja con múltiples facetas y entresijos que se hace necesario contemplar en cualquier negocio.

Siempre me gusta poner ejemplos reales. Ahí van algunos sencillos con los que te encuentras casi a diario y que con una prevención, no se hubieran dado. Recuerdo la señora que había cedido el usufructo de todos sus bienes al marido, y por ello no podía disfrutar de nada hasta el fallecimiento de su consorte. El arrendador que le ha cambiado la cerradura a su inquilino y lo ha denunciado. El progenitor que incumple las legítimas y organiza un embrollo mayúsculo. Lo último,  las amenazas e insultos vertidas por wasap en un momento de enfado que naturalmente si se denuncian, van a tener consecuencias.

No le falta razón a mi compañero, Raúl, cuando dice que existen despachos que van directamente al pleito, y te piden condiciones insostenibles. Cuando les dices que el Juez siempre me va a dar X, ¡no me pidas más! Rompen la negociación.

En esta profesión el cliente no siempre tiene la razón, y flaco favor le hacemos con dársela cuando no la tiene. Si existiera esa cultural legal, el cliente detectaría estas cosas.

Anuncios

Acerca de María Pilar Tortosa del Carpio

Nací en el Mediterráneo por lo que añoro su luz y su olor. Abogada por vocación, con el ejemplo y el buen hacer de mi padre. Procuro cultivar: la familia, porque es lo único que no falla en los malos momentos, el sentido del humor sobre todo en esos malos momentos, los buenos amigos y compañeros, los viajes… Espero compartir ideas, vivencias, lugares…
Esta entrada fue publicada en Abogados, España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Más vale un mal acuerdo que un buen pleito

  1. juan dijo:

    Permita que sugiera la figura del “abogado de familia”, consultor en asuntos cuyo consejo puede evitar males mayores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s